10.6 C
Santiago
jueves, junio 13, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

Presidente de Filipinas promete defender “su territorio marítimo” en medio de alta tensión con China

Filipinas protegerá firmemente su territorio y los derechos de sus pescadores y no pretende buscar problemas, afirmó ayer ante la prensa el presidente del país, Ferdinand Marcos Jr, en referencia a la disputa que mantienen con China respecto al acceso a un estratégico arrecife en el mar de China Meridional.

«Lo que haremos es seguir defendiendo Filipinas, el territorio marítimo de Filipinas, los derechos de nuestros pescadores a pescar en zonas donde lo vienen haciendo desde hace cientos de años», declaró el mandatario, añadiendo que «en términos de derribar la barrera, no veo qué más podíamos hacer», en referencia al presunto retiro de una barrera instalada por la Guardia costera china en la zona en disputa.

La barrera, de unos 300 metros de largo, fue descubierta durante cerca del atolón de Scarborough, que se encuentra dentro del área económica exclusiva de Filipinas y que China ocupó en 2012, bloqueando la entrada a pescadores filipinos.

«No debería haber ninguna barrera, es claramente territorio filipino. No buscamos problemas, pero defenderemos nuestro territorio y los derechos de nuestros pescadores para ir a sus caladeros tradicionales», dijo el mandamás en la localidad de Surigao del Norte, en declaraciones a la prensa recogidas por el canal ABS-CBN.

China advirtió a Filipinas que no «provoque problemas» después de que la Guardia Costera filipina anunciara que había eliminado la barrera flotante en el bajo de Masinloc (también conocido como atolón de Scarborough), que supuestamente fue desplegada por Beijing para bloquear el paso a los barcos pesqueros filipinos.

«Me gustaría reiterar que Huangyan Dao [nombre chino del atolón de Scarborough] siempre ha sido territorio de China. Lo que hizo Filipinas no parece más que un divertimento. China seguirá salvaguardando su soberanía territorial y sus derechos e intereses marítimos sobre Huangyan Dao», manifestó Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China en una conferencia de prensa, el miércoles pasado.

El mar de la China Meridional ha sido una fuente de tensión durante años, al ser objeto de reclamaciones territoriales y marítimas por parte de múltiples actores de la región: China, Vietnam, Filipinas, Taiwán, Malasia, Indonesia y Brunéi.

China reclama casi la totalidad del mar de China Meridional, incluidos los archipiélagos Paracel y Spratly, una reivindicación que se solapa con las áreas económicas exclusivas de 200 millas náuticas, tal como indica la legislación internacional, de países como Filipinas, Vietnam y Malasia. Las relaciones entre Manila y Pekín se han deteriorado además en el último tiempo, en gran parte debido a los planes de Filipinas de fortalecer sus lazos en el campo de defensa con Estados Unidos, incluida una oferta de brindar mayor acceso a su territorio a las tropas estadounidenses con fines de entrenamiento y humanitarios.

Desde el próximo lunes 2 de octubre hasta el 13 de ese mes, ambos países realizarán maniobras militares anuales conjuntas.

Con información de El Observador

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes