27.4 C
Santiago
jueves, febrero 29, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

¿Cómo será el futuro del sector marítimo en 2050?

En respuesta a las amenazas y oportunidades emergentes, Lloyd’s Register y Lloyd’s Register Foundation lanzaron conjuntamente el programa de investigación «Tendencias Marítimas Globales 2050».

Escrito por Economist Impact, el informe incluyó una extensa revisión de la literatura y 16 entrevistas cualitativas con profesionales de la industria y política marítima, para analizar el panorama que se espera en las próximas décadas para la industria y hacer un pronóstico de los riesgos y oportunidades, así como de las inversiones necesarias para enfrentar un desafiante futuro.

Enfocándose en cambios demográficos, economía global y tendencias regionales, esta publicación pinta un cuadro intrigante del futuro de los océanos y su influencia en la economía mundial.

Cambio Demográfico y Económico

Uno de los datos más impactantes que nos ofrece este informe es que más del 50% del crecimiento poblacional global hasta 2050 se concentrará en las vastas regiones de Asia y África. Esto significa que en estas áreas se producirá un aumento sin precedentes de la población, lo que, por sí solo, tiene profundas implicaciones para la industria marítima y el comercio global.

Esta explosión demográfica generará una demanda significativamente mayor de bienes manufacturados y productos básicos, lo que impulsará aún más el comercio marítimo. África, en particular, se convertirá en un actor clave, con una población joven y una creciente clase media que anhela una mayor calidad de vida. La industria marítima deberá adaptarse a esta nueva dinámica.

Deglobalización y Fragmentación

A medida que las naciones priorizan la seguridad y autosuficiencia, veremos un aumento en las alianzas económicas regionales y políticas proteccionistas. La transición hacia fuentes de energías renovables, como la solar y la eólica, cambiará las rutas comerciales tradicionales, a medida que los países busquen reducir su dependencia de los combustibles fósiles. Algo que, de hecho, ya está ocurriendo.

Esta reconfiguración de las redes logísticas y las cadenas de suministro tendrá un profundo impacto en la industria marítima. Las empresas deberán adaptarse a patrones comerciales cambiantes y a una mayor regionalización del comercio. Además, la industria tendrá que lidiar con cuestiones de seguridad energética a medida que los países busquen fuentes de energía más sostenibles.

Dominio de las Economías Asiáticas

Una de las tendencias más notables que destaca el informe es el creciente dominio de las economías asiáticas en la economía global. China, en particular, se espera que supere a los Estados Unidos como la economía más grande del mundo para 2050, con un PIB nominal de más de USD 80 trillones, en comparación con los aproximadamente USD 17 trillones de 2022.

Este cambio no solo transformará el equilibrio económico global, sino que también tendrá un impacto significativo en el comercio marítimo. Asia se convertirá en el epicentro de la actividad económica, y las rutas comerciales que sirven a la región experimentarán un aumento constante en la actividad. Los puertos en Asia deberán prepararse para un mayor volumen de carga y una infraestructura logística más avanzada.

Impacto en la Industria Marítima

Los cambios demográficos y económicos tendrán un impacto directo en la industria marítima mundial. Se espera un aumento significativo en la demanda de importaciones y consumo, especialmente en las regiones con poblaciones en crecimiento. El comercio marítimo jugará un papel fundamental en la satisfacción de esta demanda.

Es importante destacar que en 2021, las economías asiáticas ya representaban el 43% de las exportaciones marítimas y el 64% de las importaciones. Además, cuatro de los cinco países principales en suministrar marinos estaban en Asia, con Filipinas a la cabeza.

Desafíos para los Puertos de América Latina

Si bien el informe no especifica desafíos concretos para los puertos de América Latina, ya que se centra en tendencias globales y regionales a nivel mundial-, sí se desprenden algunas perspectivas generales que los puertos de la región podrían enfrentar en este contexto. Entre ellos:

  • Aumento de la Demanda: Con el incipiente crecimiento demográfico y económico de Asia y África, se espera un aumento significativo en la demanda de importaciones y consumo. Los puertos de América Latina podrían enfrentar el desafío de manejar un mayor volumen de carga y deberán garantizar una infraestructura logística eficiente para satisfacer esta demanda.
  • Cambios en las Rutas Comerciales: La reconfiguración de las rutas comerciales debido a la transición hacia energías renovables y la regionalización del comercio podría afectar las conexiones marítimas de América Latina con otros continentes. Los puertos de la región deberán estar atentos y adaptarse a estos cambios para no ser desplazados.
  • Eficiencia y Resiliencia: Para mantenerse competitivos, los puertos latinoamericanos deberán invertir altas sumas de dinero en la eficiencia y resiliencia de sus infraestructuras. Esto implica modernizar instalaciones, mejorar la gestión de la carga y desarrollar medidas de seguridad energética para garantizar un flujo constante de mercancías.
  • Competencia Global: Con el crecimiento de las economías asiáticas, los puertos de América Latina podrían enfrentar una competencia global mucho más intensa. Deberán buscar formas de diferenciarse y ofrecer servicios de alta calidad para atraer tráfico de carga y mantener su relevancia en el comercio mundial.
  • Sostenibilidad Ambiental: A medida que aumenta la conciencia sobre la sostenibilidad ambiental, los puertos de esta región también deberán abordar la reducción de emisiones, la gestión de residuos y la adopción de prácticas más sostenibles en sus operaciones.

El Camino a Seguir

En resumen, el futuro marítimo en 2050 se ve influenciado por cambios demográficos, así como por la evolución económica y la ascensión de Asia en el escenario global. Estas tendencias no solo remodelarán el comercio global, sino que también presentarán desafíos y oportunidades emocionantes para la industria marítima y las economías de todo el mundo. La industria debe prepararse para un futuro marcado por la adaptación y la innovación constante.

Consulta el informe completo aquí: https://impact.economist.com/ocean/global-maritime-trends-2050/

Con información de Lloyd’s Register

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes