24.3 C
Santiago
sábado, febrero 24, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

Costos de transporte de importaciones registra fuerte baja, pero se mantiene por sobre niveles prepandemia

Estudio realizado por la Cámara de Comercio de Santiago, destaca que en el primer semestre de 2023 más del 92% del tonelaje transportado por compras de productos desde el exterior utilizó la vía marítima.

Las tarifas del transporte marítimo de importación de carga general han experimentado una fuerte caída en los últimos trimestres, completando a junio de 2023 nueve meses consecutivos de reducciones. Los costos del transporte marítimo fueron responsables de uno de los impactos más dañinos que provocó la pandemia del Coronavirus sobre el comercio internacional, afectando significativamente las cadenas logísticas alrededor del mundo.

En el trimestre abril-junio del presente año el costo promedio del transporte marítimo de carga general de importación se situó en US$117 la tonelada, continuando la tendencia a la baja observada desde octubre de 2022, después de haber alcanzado un máximo histórico de US$336/ton en septiembre. Pese a esta fuerte corrección, los costos actuales aún se encuentran un 49% por sobre los niveles prepandemia.

Los máximos históricos, que llegaron a cuadruplicar los niveles previos, se vieron influidos en forma determinante por los costos de transporte de los productos adquiridos en Asia, que entre febrero y abril de 2022 alcanzaron un peak de US$487/ton, más del doble de lo observado en otras regiones. La principal causa de este incremento se originó en las dificultades logísticas en el tráfico marítimo en esa región, con atochamientos de carga en los puertos que provocaron importantes congestiones en la zona.

Con la normalización de la situación en Asia, las tarifas de los fletes de importación fueron convergiendo hacia los niveles que presentaban dichos costos en otras regiones. Cabe resaltar que, a partir de este año, las tarifas de Asia han sido incluso inferiores a las del resto del mundo, hasta llegar a los US$98/ton en el trimestre abril-junio de 2023, por debajo de los US$137/ton en que se situó en otras regiones.

Durante el primer semestre se observó una reducción en torno al 24% en el tonelaje importado de carga general, casi un millón cuatrocientas mil toneladas menos que 2022. Esta situación, que representa el nivel más bajo para un primer semestre en los últimos cinco años, se explica en gran medida por el ajuste de la demanda interna en nuestra economía.

La caída en el tonelaje de carga general de importación es explicada principalmente por la reducción de las importaciones provenientes de China, que cayeron en más de 600 mil toneladas. También se redujo la carga general originada en Brasil (menos 200 mil toneladas) y la proveniente de EEUU (188 mil). La carga general importada desde Colombia, en tanto, cayó en más de 86 mil toneladas. Situación similar experimentó la carga de importación de contenedores refrigerados, que se redujo en cien mil toneladas, casi un 29% por debajo de la cifra alcanzada en el primer semestre de 2022.

La carga de importación por vía marítima superó las 23 millones de toneladas en la primera mitad del año. Un 26% del tonelaje correspondió a productos adquiridos en EE.UU., un 18% desde Brasil y un 8% de China. Más atrás les siguieron Colombia, con un 7%, Perú y Australia (5%), y Ecuador, con un 4% del tonelaje de importación por vía marítima.

Los datos recogidos por la CCS muestran además que en el primer semestre del año más del 92% del tonelaje transportado por compras de productos desde el exterior utilizó la vía marítima, mientras que el modo carretero explicó poco más del 7% (más de 1 millón ochocientas mil toneladas). La vía aérea, por su parte, concentró apenas el 0.1% de la carga, con 36 mil toneladas.

Con información de Cámara de Comercio de Santiago

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes