27.7 C
Santiago
viernes, febrero 23, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

Demanda de carga aérea crece a pesar de la contracción del sector manufacturero

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó datos para los mercados mundiales de carga aérea de julio de 2023, que muestran una tendencia continua de recuperación de las tasas de crecimiento desde febrero.

La demanda de carga aérea de julio estaba apenas un 0.8 por ciento por debajo de los niveles del año anterior. Aunque la demanda ahora es básicamente estable en comparación con 2022, se trata de una mejora con respecto al desempeño de los últimos meses que es particularmente significativa dadas las caídas en los volúmenes del comercio mundial y las crecientes preocupaciones sobre la economía de China.

En julio, tanto el índice de gerentes de compras de producción manufacturera o PMI (49,0) como el PMI de nuevos pedidos de exportación (46,4) estuvieron por debajo del umbral crítico representado por la marca 50, lo que indica una disminución en la producción y las exportaciones manufactureras mundiales.

El comercio transfronterizo mundial se contrajo por tercer mes consecutivo en junio, disminuyendo un 2.5 por ciento año tras año, lo que refleja el enfriamiento del entorno de la demanda y las difíciles condiciones macroeconómicas. La diferencia entre las tasas de crecimiento anual de la carga aérea y el comercio mundial de bienes se redujo a -0.8 puntos porcentuales en junio. Si bien el crecimiento de la carga aérea todavía va por detrás del comercio mundial, la brecha es la más estrecha desde enero de 2022.

En julio, el PMI mundial de tiempo de entrega de proveedores fue de 51.9, lo que indica menos retrasos en la cadena de suministro. Todas las principales economías, excepto China, tuvieron PMI superiores a 50. Estados Unidos, Europa y Japón registraron PMI de 54.2, 57.7 y 50.4, respectivamente.

La inflación tuvo un panorama mixto en julio, y el aumento de los precios al consumidor en Estados Unidos se aceleró por primera vez en trece meses. Mientras tanto, en China, tanto los precios al consumidor como al productor cayeron, lo que apunta a una posible economía deflacionaria.

«En comparación con julio de 2022, la demanda de carga aérea se mantuvo básicamente estable. Teniendo en cuenta que en junio se estaba un 3.4 por ciento por debajo de los niveles de 2022, eso es una mejora significativa. Y continúa una tendencia de fortalecimiento de la demanda que comenzó en febrero. La evolución de esta tendencia en los próximos meses será algo que habrá que observar con atención. Muchos factores fundamentales de la demanda de carga aérea, como los volúmenes comerciales y los pedidos de exportación, siguen siendo débiles o se están deteriorando. Y hay crecientes preocupaciones sobre cómo se está desarrollando la economía de China. Al mismo tiempo, estamos viendo plazos de entrega más cortos, lo que normalmente es una señal de una creciente actividad económica. En medio de estas señales contradictorias, el fortalecimiento de la demanda entrega buenas razones para ser cautelosamente optimistas», indicó Willie Walsh, director general de la IATA.

Los transportistas norteamericanos registraron el desempeño más débil de todas las regiones, con una disminución del 5.2 por ciento en los volúmenes de carga en julio de 2023 en comparación con el mismo mes de 2022, lo que marca el quinto mes consecutivo en el que la región tuvo el desempeño más débil. Sin embargo, se trata de una ligera mejora en comparación con junio (-5.9 por ciento).

La ruta transatlántica entre América del Norte y Europa experimentó una caída del tráfico del 4.3 por ciento en julio, 1.2 puntos porcentuales peor que el mes anterior. La capacidad aumentó un 0.5 por ciento en comparación con julio de 2022.

Con información de Inside Logistics

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes