11.4 C
Santiago
viernes, junio 14, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

La importancia de la logística en el Cyber Day y otros eventos online

Con la llegada de octubre y a solo semanas para la llegada de la navidad, se acerca uno de los varios hitos importantes para el comercio electrónico en Chile, el famoso Cyber Day, que curiosamente se celebra dos veces en un mismo año en el país andino y, más pintoresco aún: no dura un día, sino que tres.

Las promociones, ofertas y rebajas están de fiesta en Chile: Desde el lunes 2 y hasta el miércoles 4 de octubre se vivirá una nueva edición del Cyber Day, evento organizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y en el que es posible comprar una infinidad de productos con jugosos descuentos. Aquí es donde cobra especial relevancia la logística, pues a mayor demanda de artículos, mayor tasa de envíos -y también de devoluciones-, por lo que se torna crucial garantizar una entrega eficiente y puntual.

Para dimensionar el impacto de eventos como estos, en mayo pasado, en la «primera» edición del Cyber Day de 2023, se generaron ventas por 540 millones de dólares, según informó la CCS. Otro evento es el Black Friday, que tiene lugar a fines de noviembre, y que en el país sudamericano también celebran a la «chilean way», pues tiene una extensión de varios días, no solo el viernes, como su nombre lo indica.

A raíz de la crisis sanitaria del COVID-19, las sociedades de todo el mundo experimentaron un cambio radical en sus hábitos de consumo, pues ante las limitaciones de movilidad, los medios de pago digitales y las compras online cobraron gran protagonismo y siguen estando hoy en los primeros lugares de preferencia, algo que se acentúa especialmente con eventos como los mencionados, y que resalta la importancia de contar con un servicio logístico de excelencia y plenamente integrado a la plataforma de e-commerce. Y es que el consumo hoy en día es más digital y, por tanto, más logístico que nunca.

Es precisamente durante la realización de eventos como el Cyber Day o el Black Friday -y en las semanas siguientes- que los transportistas suelen verse desbordados. Mal que mal, son millones de paquetes que se transfieren en un periodo reducido de tiempo y es muy común que los despachos puedan sufrir retrasos en la entrega, generando molestias en los consumidores e innumerables reclamos, tanto en sus redes sociales como ante las autoridades, en el caso chileno, ante el SERNAC (Servicio Nacional del Consumidor). En un escenario como este, contar con más de una empresa de delivery siempre será una buena idea, ya que permite ofrecer un valor añadido a la compra final de los consumidores.

Combinar diferentes transportistas hace ver a un e-commerce más profesional, pues así como ofrece distintos medios de pago, también tiene diferentes opciones de envío. Y ciertamente permitir a los clientes elegir dónde, cuándo y cómo recibir sus pedidos maximiza el éxito de la entrega y, de paso, genera confianza y fidelización. Lo cierto es que lo ideal es que existan muchas soluciones y que todas puedan convivir en un mismo e-commerce.

MercadoLibre es un gran player y ejemplo a considerar: despacho de productos desde sus propios centros de distribución o desde puntos de entrega habilitados, entregas a clientes en el mismo día, al día siguiente, diferidas, entregas a domicilio, en servicios de encomienda y otros puntos, algo especialmente útil para el momento de las devoluciones, que hoy más que nunca son amigables en esta plataforma gracias a su nuevo sistema de QR, donde ya ni siquiera es necesario imprimir etiquetas. Este último sistema, de hecho, es el más práctico, flexible, sostenible y económico de todos, ya que elimina las entregas fallidas.

El servicio de encomiendas de Blue Express es otro buen ejemplo en el mercado chileno: opera de manera similar a MercadoLibre, utilizando una amplia y robusta red de puntos de entrega autorizados, siguiendo la lógica de que el paquete espere por el cliente y no a la inversa. Y es que dichos establecimientos son comercios de barrio, que el cliente normalmente ya conoce y con los que ya interactúa, cuentan con un horario comercial más amplio, una atención personalizada y, guinda de la torta, los clientes pueden adquirir otros productos de su interés. De este modo, se puede eludir fácilmente las largas esperas de los transportistas tradicionales, con un modelo donde todos ganan. Y en términos logísticos, se trata de una solución de naturaleza sostenible, ya que la operatoria en puntos de entrega ayuda a reducir entre seis y ocho veces la producción de CO2.

Reducir las emisiones de CO2 es un must be de la logística actual, por lo que agrupar paquetes en un punto de entrega tiene sentido y especial coherencia, pues permite centrar la preocupación en optimizar la ruta y en la mantención de la flota de vehículos. Por lo que una vez más, aunque suene reiterativo: preparar la logística del e-commerce para estas fechas tan especiales del calendario comercial, es importante, es prioritario y, a la larga, por un tema de costos definirá a quienes sobreviven y quienes no.

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes