11.4 C
Santiago
viernes, junio 14, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

Las infraestructuras de transporte son necesarias en España para el desarrollo logístico

La modernización de las infraestructuras de transporte, el desarrollo de suelo logístico y la promoción de la intermodalidad son algunas de las necesidades clave a las que se enfrentan hoy los territorios españoles.

La creciente globalización, unida a la explosión del e-commerce en los últimos años, han provocado que los territorios españoles se enfrenten a importantes desafíos a la hora de desarrollar actividades logísticas, generando una serie de necesidades fundamentales que deben abordarse para fomentar la competitividad y eficiencia del sector. En esta línea, David Martínez, CEO de la consultora Proequity -líder en operaciones inmologísticas-, afirma que «es crucial invertir en la formación y capacitación del personal en todas las áreas relacionadas con la logística, incluyendo la gestión de operaciones, la cadena de suministro, el comercio internacional y la tecnología», apuntando a que la mejora de las infraestructuras de transporte y el desarrollo de suelo logístico es clave para que las empresas puedan asumir la demanda.

La mejora de la infraestructura de transporte a lo largo del territorio nacional se sitúa como la principal necesidad a la que tendrá que hacer frente la cadena de suministro española durante los próximos años. Por ello, profesionales del sector solicitan la modernización y ampliación de las carreteras y autopistas con el objetivo de facilitar el flujo eficiente de mercancías y asegurar un correcto funcionamiento de la cadena de suministro. Asimismo, la inversión en nuevas líneas ferroviarias de alta velocidad que liberen líneas de tren convencionales para transporte y el fortalecimiento de puertos y aeropuertos permitirán una mayor conectividad y rapidez en los desplazamientos logísticos en todo el país, así como las conexiones a nivel internacional.

Expertos apuntan al desarrollo de áreas de suelo logístico estratégicamente ubicadas cerca de los principales centros logísticos y redes de transporte existentes como otra de las prioridades a abordar próximamente. Entre estas zonas destacan, por ejemplo, Sevilla, Valencia y Zaragoza por su creciente potencial en materia de actividad logística. Para lograr un posicionamiento real, estos espacios deberán contar con infraestructuras adecuadas, tales como conexiones accesibles o espacios dotados de tecnología de punta que permitan una fácil distribución y almacenamiento de mercancías. Por tanto, el impulsar nuevas zonas como potenciales puntos logísticos a nivel nacional es otro de los factores a desarrollar por parte de los principales players del sector.

La promoción de la intermodalidad es otro aspecto crucial para impulsar el desarrollo logístico. La combinación eficiente de diferentes modos de transporte, como carreteras, ferrocarriles y puertos, no solo mejorará la eficiencia en el movimiento de mercancías, sino que también contribuirá a la reducción de costes. Para ello, se requiere la inversión en terminales intermodales y la implementación de políticas que fomenten la integración de los diferentes modos.

Con información del Diario de Transporte

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes