21.1 C
Santiago
sábado, febrero 24, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

FMI informa fragmentación geoeconómica y recomienda corredores verdes y de alimentos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado una investigación titulada «Fragmentación y mercados de productos básicos: vulnerabilidades y riesgos», en la que demuestra cómo nuevas perturbaciones en el comercio podrían afectar los precios de los productos básicos, la actividad económica y la transición energética.

Este fenómeno de fragmentación se ha agravado por la invasión rusa de Ucrania en 2022, lo que supone una amenaza tanto para la seguridad alimentaria mundial como para la transición ecológica. Por esto, el organismo internacional analizó 48 productos básicos, incluidos productos agrícolas, productos energéticos (a saber, carbón, petróleo crudo, gas natural y otros productos minerales); y consideró la fragmentación de los mercados mundiales de productos básicos en dos hipotéticos bloques geopolíticos, basada en la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas de marzo de 2022 donde se exigió a Rusia que ponga fin a su guerra contra Ucrania, como punto de partida.

Tras el análisis, el FMI considera que, aunque la situación es crítica, existen varias consideraciones que podrían brindar una protección más efectiva al respecto. Y concluye cuatro hallazgos: las materias primas son particularmente vulnerables a la fragmentación debido a la producción concentrada, al consumo difícil de sustituir y a su papel fundamental para las tecnologías; una mayor fragmentación provocaría grandes oscilaciones en los precios de las materias primas y más volatilidad; las perturbaciones del comercio de materias primas tendrían efectos muy desiguales entre los países, aunque las pérdidas globales parecen moderadas, dados los efectos compensatorios entre los países, e indica que los países de bajos ingresos podrían soportar una parte desproporcionada del costo económico, ocasionada por su alta dependencia de las importaciones agrícolas; por último, los mercados de minerales fragmentados encarecería la transición energética, reduciendo la inversión en energías renovables y vehículos eléctricos en un tercio para 2030. En este sentido, el FMI hace un llamado a la cooperación multilateral en políticas comerciales para alcanzar un acuerdo de corredores verdes y de alimentos.

Tales hallazgos argumentan cómo la cooperación multilateral ayudaría a garantizar la seguridad alimentaria, el crecimiento económico y la mitigación al cambio climático.

Y sugieren que, de manera similar a los esfuerzos multilaterales, los países también deberían considerar políticas más amplias que fortalezcan la resiliencia a las crisis, incluyendo: Marcos de política macroeconómica, estructural y fiscal más sólidos; Amplios colchones fiscales y financieros; Redes de seguridad reforzadas; Preparación para interrupciones repentinas del suministro de productos básicos.

Una iniciativa internacional también podría mejorar el intercambio de datos y la estandarización en los mercados de minerales.

Con información del Fondo Monetario Internacional

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes