13.6 C
Santiago
viernes, junio 14, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

Gremiales del transporte terrestre denuncian asaltos a vehículos de carga y afirman que situación es insostenible

Los gremiales CNDC y CNTC expresaron preocupación ante la ola de delincuencia e inseguridad que ha estado ocurriendo en la Ruta Internacional 60 CH y en la Ruta 57, lo que calificaron como «la acción de criminales dedicados al robo de mercaderías». Exigen mayor control policial y el replanteamiento de medidas de gestión por parte de las carreteras y autoridades.

La Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile (CNDC) expresó repudio y preocupación ante los asaltos que grupos de delincuentes han estado cometiendo impunemente desde hace meses a vehículos de carga internacional, publicando una declaración pública tras los hechos ocurridos la tarde del pasado miércoles, en donde dos camiones paraguayos fueron asaltados y robada parte de su carga.

Los conductores, dicen que grupos de delincuentes abren y se llevan la carga de los contenedores, además de atacarlos directamente. Esto ocurre -indican- con frecuencia cuando los vehículos se encuentran estacionados en Autopista Los Andes, a la altura de la Villa Alto Aconcagua y aguardando ingresar al Puerto Terrestre Los Andes, en el sector de El Sauce, punto crítico donde los vehículos de carga son atacados por hordas de delincuentes, antes de que estos puedan realizar los correspondientes trámites aduaneros y dirigirse posteriormente hacia la frontera.

En el documento, la organización gremial hace presente que los camiones «estaban prácticamente inmovilizados en la vía por la salida masiva ante el término de la restricción de Fiestas Patrias, lo que indica que no salieron en grupos de manera progresiva, como sería lo indicado». Producto de lo anterior, sostienen, esto «indudablemente favoreció, en términos absolutos, la acción de criminales dedicados al robo de mercaderías», respaldado con los videos grabados por los propios choferes que comenzaron a circular por redes sociales y que fueron enviados a los medios de prensa, lo «que muestra la facilidad con que rompieron los sellos de los contenedores».

La CNDC expone mediante cuatro puntos las demandas que son urgentes para hacer frente a estos hechos.

En el primero, exigen control policial en zonas de alta amenaza delictual como son las carreteras, haciendo ver que en forma reiterativa y permanente su «gremio declara ello como necesidad inmediata e impostergable».

En el segundo punto, solicitan el replanteo de medidas de gestión por parte de las propias carreteras y de las zonas de despacho de los camiones: «Se comprueba que las restricciones a camiones en feriados largos tienen un punto muy débil, y es que al terminar la salida de camiones es abrupta, lo que hace colapsar los caminos». Esto se evitaría, indican, «si en vez de priorizar a vehículos particulares por viajes de paseo, se equilibraran las medidas para no perjudicar a camiones que están trabajando».

En tercer lugar, advierten que las determinaciones que se adoptan «afectan al comercio internacional chileno, teniendo presente, además, que el único paso fronterizo en la zona central es Los Libertadores, que, también, se ve estresado por los eventos climáticos de todos conocidos, lo cual implica tener la frontera cerrada durante semanas».

Finalmente, los gremiales dejan en claro «que los transportistas no somos los encargados de velar por la seguridad de las carreteras, y que es la autoridad encabezada por el Gobierno la responsable de ello», indicando que es algo que no admite dilaciones «porque estamos en una situación insostenible».

Iván Mateluna, Vicepresidente de la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC), y Presidente de Fedequinta, señaló que «este es un hecho recurrente que se viene dando hace tiempo por la falta de seguridad y resguardo policial en esta ruta», agregando que para ellos «es muy dañino, porque además de los costos económicos y personales que tenemos que padecer por las largas esperas para cruzar, nos vemos amenazados y afectados por hechos delictuales”.

El delegado presidencial de Los Andes, Cristian Aravena, se refirió a los hechos que generaron el alzamiento de voces de la CNDC, puntualizando que la congestión generada por la falta de trabajo de las agencias aduaneras derivó en esta situación de seguridad, puntualizando que los delincuentes se encuentran identificados.

Con información de Los Andes Online, TVN & Portal Portuario

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes