24.3 C
Santiago
sábado, febrero 24, 2024

ISSN 2810-6741

spot_img

IA, digitalización y sostenibilidad, las tendencias de la logística del frío y almacenamiento

El Observatorio del Frío del primer trimestre de 2023, elaborado por Aldefe (Asociación de explotaciones frigoríficas, logística y distribución de España), reveló que el sector del almacenamiento y la logística del frío se convertirá en tres años en un sector muy avanzado tecnológicamente, al servicio de una alimentación más natural y saludable.

El estudio refleja además que la digitalización y la automatización son tendencias consolidadas en el sector. Durante el próximo trienio se espera que destaque por la implementación de soluciones IoT para el monitoreo en tiempo real de la temperatura y humedad, así como el desarrollo de tecnología blockchain para rastreo y trazabilidad de los productos durante toda la cadena de suministro.

El observatorio también muestra como los consumidores han puesto en el punto de mira la transparencia y la trazabilidad, pues quieren saber de dónde proceden los productos que adquieren, sobre todo en alimentos, y tener garantía de que la conservación ha sido en todo momento óptima. También está creciendo una consideración ética y quieren pruebas de que las marcas son tan ecológicas o socialmente responsables como dicen ser, lo que es relevante para los productores y distribuidores de productos de origen animal y vegetal.

La digitalización aplicada a la automatización jugará también un papel cada vez más importante en el almacenamiento, con un aumento del despliegue de la tecnología de robots y de sistemas autónomos, que permitirán una mayor eficiencia en la manipulación y el movimiento de productos refrigerados.

Inteligencia artificial en la cadena de frío
Otra tendencia emergente es la tecnología de la cadena de frío inteligente que supondrá un cambio de paradigma en la comprensión del trabajo en la cadena de suministro: la inteligencia artificial y el aprendizaje automático.

En el Anuario Aldefe 2022 se analizan las principales áreas donde primero se va a sentir la influencia de la inteligencia artificial: la gestión de inventarios, la preparación de pedidos y la gestión de envíos, la calidad y seguridad de los productos almacenados y la seguridad e higiene laboral. La IA se aplicará especialmente en la planificación de rutas, la predicción de la demanda y la detección temprana de problemas en los sistemas de refrigeración. Esta última aplicación vendrá acompañada de la introducción masiva de sensores, etiquetas inteligentes y sistemas de seguimiento en tiempo real.

Desafíos medioambientales
La sostenibilidad energética de los almacenes llega de la mano de la megatendencia social de la sostenibilidad medioambiental y se manifiesta en este sector, por su carácter electro intensivo. Ha sido plenamente asumida por el sector tras la pandemia sanitaria y en un contexto de alza generalizada del precio de la electricidad, por lo que ya está presente en la planificación y la gestión de los almacenes de frío y se espera una aceleración en su implantación y profundización durante este trienio.

Se concreta en dos grandes medidas: el aumento en el uso de energías renovables en los almacenes y el énfasis en la eficiencia energética. Además, plantea afrontar un tercer reto, debido a cambios regulatorios: el recambio de los gases clorofluorocarburos (CFC) como refrigerantes por otras soluciones tecnológicas, como los gases A2L o la refrigeración por CO2. En los próximos años se asistirá a un profundo cambio en la tecnología del frío y, previsiblemente, a investigaciones aplicadas de nuevas soluciones.

Las empresas de logística de la cadena de frío necesitarán abordar los desafíos medioambientales y tecnológicos simultáneamente, así como invertir en la automatización total para reducir el consumo de energía y las emisiones y aumentar la productividad. Se requerirán inversiones sustanciales para mejorar las instalaciones de almacenamiento en frío actuales como en sistemas de refrigeración, aislamientos y energía renovable en el sitio.

Transporte en frío
La reducción de la huella de carbono del transporte de mercancías será progresiva y se producirá mediante la implantación de vehículos eléctricos para el transporte por carretera y el reparto de la última milla. La IA permitirá la optimización del transporte de productos refrigerados en rutas y cargas. Se prevé que los avances en la planificación de rutas y los sistemas de gestión de flotas ayuden a abaratar, mejorar la eficiencia, reducir los tiempos de entrega y lograr la neutralidad energética del transporte.

Por último, el observatorio asegura que habrá un crecimiento sostenido de la demanda de almacenamiento en frío. La pandemia del COVID-19 aceleró la transición al comercio electrónico y la conciencia para adoptar una alimentación más natural y saludable. La convergencia de estos dos fenómenos ha generado una mayor demanda de productos frescos y congelados tanto en el comercio tradicional como en el reparto a domicilio. Las previsiones para el corto plazo son que seguirá subiendo el consumo de alimentos congelados, no solo en Europa, sino que en todo el mundo.

Con información de Logística Profesional

Relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img

Más recientes